Frenos o bocados
26/03/2007 Mariano Pedrero Ascencio

Con mi admiración y gratitud al Sr. Greg Darnall.



Freno es lo que detiene u obstaculiza.
Bocado es la pieza de la brida que llevan los caballos en la boca para ser gobernados.
Estas definiciones las tome de un diccionario común.

Mi definición:
Es la herramienta que llevan los caballos en la boca con la cual el jinete transmite información al equino.

Entre los dientes caninos y los premolares hay un espacio que mide siete centímetros, en un caballo promedio. Se denomina diastema; en el se encaja un bocado que dirige al caballo.
Tenemos conocimiento que hacia 1500 a. C. ya eran utilizados frenos en los equinos.

El gobierno, el detener u obstaculizar lo hace el jinete no el freno. Un caballo obedece porque identifica la información que enviamos por medio del bocado y de acuerdo a su doma, reaccionará.

El freno o bocado comunica los deseos del jinete al caballo ejerciendo presión en la boca aunque pude ser utilizado como una arma con consecuencias muy negativas.
Se desea un caballo atento al freno pero de ninguna manera temeroso.
Si queremos un caballo suave en las riendas tendremos que manejarlo de la misma manera. Los equinos son animales de costumbres y si se les aplica un kilo de presión aprenderán a tolerar un kilo de presión. La presión continua en una área determinada crea callos y estos ayudan a soportar más presión convirtiendo esto en un circulo vicioso más jalón más resistencia.



Existen 4 puntos donde podemos ejercer presión en la boca de un caballo:

1. EL PALADAR donde generalmente la presión tiene efectos más significativos. Para un caballo promedio es necesario un puente mayor de 5 cm para alcanzar esta zona. Esta presión ayuda a que el caballo baje la nariz.

2. LOS ASIENTOS donde el freno apoya su peso, es la parte mas acojinada de la boca, pero la primera en lastimarse con un fuerte tirón.
3. LA LENGUA. Para ejercer presión en ella basta con reducir el espacio existente en el puente de un bocado. Las lesiones de lengua son de restablecimiento difícil hay que tener mucho cuidado con ella.
4. LA BARBILLA. La más desprotegida de tejido blando. Casi podemos tocar el hueso directamente así que es conveniente que exista cuando menos un espacio de dos dedos entre la barvada o cadena y la barbilla con el fin de que no sea inmediata su aplicación.


.
Combinando y calibrando la presión en cada uno de estos puntos es como encontraremos el freno ideal para un determinado caballo.

El material del bocado

Los bocados de fierro dulce que se oxida, producen salivación, cuando el caballo está moviendo la legua, por consiguiente su mandíbula está relajada. Para conseguir mejores resultados se utilizan metales disímiles los llamados sabores, generalmente bronce con fiero dulce.
Los bocados de metales inoxidables de estructura molecular compacta y liza (amarga) no producen salivación.


Tipos de bocados o frenos

Buscamos que el caballo ceda a la presión, al tensar las riendas suavice o relaje la quijada y de esta manera inculcarle con doma la costumbre de consentir a la rienda. Si tratamos de someter a un caballo por medio de fuerza y una herramienta que cause tremenda presión lo
que conseguiremos es agravar los problemas ya existentes.

Siempre que se descubra una área lastimada en la boca lo mejor es cambiar de herramienta de información (bocado o bozal) por alguna que ya no presione esta zona.

Básicamente existen dos tipos de bocados:

1. Filetes (snaffle); Bocado articulado que carece de piernas y barbada sostenido por argollas que no efectúa acción de palanca. El Tom Thumb por poseer piernas, barbada y acción de palanca aun siendo de bocado articulado, es freno no filete.

2. Frenos. Todos aquellos que posen piernas, barbada y efectúan acción de palanca.

El bozal que no es un bocado se utiliza para arrendar caballos. Este instrumento reparte presión en toda el área que abarca pero principalmente en la barbilla. Como mencioné esta parte es la mas desprotegida de tejido blando y aún con poco jalón hace callo y en algunos potros que están siendo amansados no solo callo sino sangrado y exposición del hueso. Esto es de mega fatales consecuencias; La capacidad para resistir presión será muy alta, cuello y mandíbula estarán sumamente rígidos y siendo un potro la primera información que recibe es de que hacemos daño.
El bozal debe ser de un material muy suave bastante holgado para que la presión sea ejercida en parte en la zona superior de la nariz o ternilla. De esta manera el potro baja la cabeza cediendo a la rienda. De ninguna manera es conveniente colocar castigos adicionales en la parte inferior del bozal puesto que con un leve jalón lastimará.

Los filetes

Forman una especie de “V” si se tira con ambas riendas al mismo tiempo. Su influencia es dirigida a 3 puntos asientos, lengua y paladar. Este bocado permite también contacto con la comisura.



Al utilizar las riendas de manera independiente obtenemos contacto parcial con asiento, lengua y paladar e indirecto con la comisura. Ejemplo: jalando rienda derecha coaccionamos asiento derecho y parte derecha de lengua y paladar. También se oprime comisura izquierda y de esta manera toda la cabeza del caballo voltea a la derecha y la información será de fácil interpretación para cualquier caballo novato o experimentado.
La coacción generalizada o presión repartida equitativamente en varios puntos no lastima como la aplicada a una área particular.
El filete es un bocado excelente para iniciar potros en la doma (amansar).
Existen opciones en el diámetro y textura del bocado. En cuanto al diámetro, más delgado será más agresivo, siendo el de ½ pulgada el punto medio. Si la textura es rugosa también será más agresivo. Por ejemplo los torcidos, cuadrados, triangulares, etc.
El peso es otro punto a considerar. Un filete pesado transmite las indicaciones con mayor velocidad y al relajar las riendas cederá la presión también con mayor velocidad. Lo contrario ocurre con un menor peso.
La tara de los filetes aumenta o disminuye fácilmente con el diámetro y calibre de las argollas.
Las argollas pueden ser circulares o en forma de D. Esta ultima acciona más la comisura.
Las combinaciones de diámetros, texturas, argollas y peso aportan un sin numero de posibilidades.
De acuerdo a las características del caballo y a las manos del jinete debe elegirse el filete apropiado.

Los frenos

Básicamente Existes dos tipos.

1. Los sueltos que permiten un poco de juego o rotación independiente de la pierna.
Facilitan al caballo identificar las señales particulares al manejarlo con dos manos. Son de gran utilidad en la etapa de transición entre el filete y el freno. La flexibilidad de las piernas y su movimiento favorece a que el bocado esté parcialmente fijo produciendo bastante salivación, relajando la mandíbula y consiguiendo que el animal este más receptivo en el adiestramiento.

2. Los de piernas sólidas o rígidas que unen fijamente al bocado.
Ideal para caballos experimentados manejados con una sola mano. La información que transmiten es muy clara. En animales atentos no queremos empalmes de instrucciones.
Recomiendo que la transición de los sueltos a los frenos de piernas sólidas sea mediante la implantación de baberillos reduciendo su longitud periódicamente.

Balance

Descansando el bocado de un freno sobre los dedos de la mano, perpendicularmente, notaremos una inclinación. Si la tendencia hacia delante se llama sobre-balance. Si es hacia atrás sub.- balance.

Sobre-balance

Al colgar las piernas hacia adelante tendremos liberación de presión en la barbada, cuando la tensión de la rienda es relajada. Entre mas sobre-balance exista, las indicaciones del freno serán más lentas. Esto es de gran utilidad para eventos donde se califica la estética de los movimientos de los caballos. Al aflojar las riendas trabaja con mayor libertad. En eventos donde se trabaja con ganado el sobre-balance debe ser menor para que las instrucciones de cambio de dirección y velocidad sean captadas inmediatamente.
En caballos de paseo un termino medio es conveniente.

Sub-balance

Salvo para casos especiales, no es muy recomendable. Al no liberar presión el animal se confunde. Con un freno sub-balanceado cualquier movimiento involuntario de la mano del jinete se convierte en instrucción.

Palanca

Es la acción ejercida por la barbada y las piernas del freno. La proporción de la distancia entre la punta del asidero al machuelo del bocado y del machuelo del bocado a la argolla de la pierna determina la cantidad de palanca u coacción de la barbada. Mas corto el asidero y más larga la pierna mayor es la presión. La curva de las patas, entre más pronunciada hacia atrás la acción de palanca es menor.

El peso
Entre más gramos más lentamente transmiten, pero con un tirón seco la presión se convierte en golpe. Dependiendo de la actividad a la que se destine el caballo y las manos del jinete esto es o no recomendable.
Las piernas en forma de S son mas pesadas.
El freno pesado puede contribuir a que el caballo arqueé el cuello.

Los bocados

Existe una inmensa variedad. La función difiere, aún entre los que son similares o aparentemente idénticos. Solo cuando los frenos son fabricados en maquina y de la misma marca y modelo es posible que trabajen igual. Cualquier variación por mínima que sea para la boca del animal es mucha. Los bocados que se fabrican a mano nunca son idénticos.


A grandes rasgos al igual que los frenos podemos hablar de bocados sueltos y sólidos:

Los sueltos
Los que tienen juego. Las indicaciones que trasmiten son independientes para un determinado punto de presión, sobre todo si son manejados con dos manos.


Los sólidos
Los que son de una pieza. La presión es trasmitida a todas las zonas aunque no de manera equitativa, dependiendo de la forma del bocado.
Nos proporcionan mayor control cuando se utiliza una sola mano.
Para caballos novatos es difícil aceptar estos bocados, confunden instrucciones.


Elementos del bocado

1. El puente: cualquier proyección sobre o debajo del bocado.
Se requieren 5 centímetros de altura para hacer presión en el paladar. Su estructura u curvatura determinan su severidad. Las proyecciones hacia abajo aumentan en alto grado el rigor ejercido en lengua y asientos. No lo recomiendo para jinetes no profesionales.

2. Anchura del puente: determina el grado de presión que ejerce el freno sobre la lengua.
Un puente ancho significa menos presión lingual. Los sabores o barriles que se adicionan al puente, aumentan la coacción en la lengua. También se utilizan barriles para entretener algunos caballos de boca inquieta.

3. Los cañones: partes que van del machuelo del bocado al puente.
Presionan los asientos. El grosor determina la severidad del freno, menos gruesos, más rigor. El adicionar barriles da mayor movilidad al freno tanto para coaccionar como para relajar.



El desvenado y el cuerpo del bocado determinan la presión lateral sobre la lengua.

Las variaciones en la alineación del bocado y asideros, influyen en las funciones del freno. Los grados de inclinación del bocado con respecto al asidero, hacia adelante aumentan la presión en le paladar.
El bocado visto de arriba con una proyección en forma de C (arqueado), hacia delante ataca más el paladar, hacia a tras lengua y asientos.

Mis frenos favoritos

1. SUELTO CON BOCADO ARTICULADO.
Las piernas tienen una ligera curvatura. Trazando una línea imaginaria de la punta del asidero a través del machuelo del bocado, el punto de jalón es de 3 centímetros detrás de la línea. El bocado es similar al filete y su función también, pero este freno tiene palanca. Lo recomiendo como primer eslabón en la transición de filete a freno.


2. BILLY ALLEN.
Nombrado así por el entrenador de caballos de Kansas. La distancia de la punta del asidero al machuelo del bocado es corta y del machuelo del bocado a la argolla de la pierna, larga. Este es de más palanca que el anterior.
Las piernas giran independientes una de la otra. Tiene un barril en el centro del bocado con ese propósito. Al jalar ambas riendas simultáneamente, el centro se traba y funciona como si fuera recto. Mi segundo eslabón en la transición.


3. SÓLIDO DE PUENTE BAJO.
Por sus piernas arqueadas tiene solo un mínimo de palanca. Es un buen freno para un caballo suave de boca. Para jinetes novatos, pueden jalar con menor efecto. Tiene 3 centímetros de altura el puente. En el ángulo donde se unen los cañones con el puente el desvenado es gradual. El puente tiene una anchura de 7 centímetros y el calibre del bocado es de ¾ de pulgada.
Suficiente para un animal bien domado y con buena disposición. Excelente elección si nuestro propósito es el paseo.


4. SÓLIDO PUENTE ALTO.
Similar al anterior pero con un puente de mínimo 5 centímetros de altura. Con esto tenemos mas rigor en nuestras intrusiones.
Puede ser con piernas en forma de S. Para mas severidad piernas más largas y rectas. Con esto y una barbada ajustada es suficiente para detener a cualquier caballo con doma, aun que la estética en los movimientos se perderá.


5. PLATANO.
El bocado es una barra con una ligera curva.
Puede cortar la lengua si es delgado como de un centímetro. Este bocado no permite que la lengua se mueva. Presiona la lengua y algo los asientos. La cantidad de curva determina la cantidad de presión.
Funciona bien en caballos de boca inquieta.

6. CORRECCIONAL.
Compuesto por tres partes: dos cañones y un puente, que se conectan por medio de bisagras.
Estas piezas aumentan la presión conforme al jalón. Si aplicamos una presión uniforme, permitimos que el caballo se apoye le dolerá, al aflojar cesa el dolor. Si se abusa puede lastimar los costados de la lengua y el tejido interior de los asientos.

Este bocado se acomoda a la boca y es excelente para corregir problemas.



Conclusiones

Lo que siente el caballo no son los frenos, son las manos del jinete.

Con estos datos podemos escoger el freno adecuado. Después de revisar la boca del caballo elija y si tiene problemas pruebe otros. Si el caballo no esta funcionando no siempre necesita un freno más severo, es mejor intentar con lo menos agresivo a nuestro alcance y después tomar la alternativa del rigor. Los caballos están en constante evolución, en su doma así que lo que funciona bien hoy quizá mañana no lo haga. Es buena idea tener una variedad de bocados.
Para los caballos que compiten existen reglamentaciones en cuanto a tipos de frenos permitidos. Si el freno con el que funciona bien no es aceptado, aconsejo usarlo en el adiestramiento y utilizar el freno legal mas similar en la competencia.


Al cambiar a un bocado nuevo para el caballo es necesario dar tiempo al caballo que se adapte antes tirar de las riendas, caminándolo libremente.

Los Caballos de Begoña
Carr. Dr. Mora a San José Iturbide Km. 12
Dr. Mora, Gto. 37960, México. Tels: (55) 5281-1978 - (55) 5279-3488 Fax: (55) 5279-3484
 
Oprima para cerrar =>